domingo, 12 de septiembre de 2010

Sophie Calle: "El Arte es el Acto por el que el Artista se Conoce a Sí Mismo"

Así escribe Sophie Calle en algunos de sus libros:
Me llamo Sophie Calle. Soy fotógrafa y escritora. Acabo de llegar a Paris, tras pasar siete años en el extranjero. No conozco a nadie: me siento perdida en mi propia ciudad. Persigo a desconocidos por la calle. Les saco fotografías que luego expongo en galerías. O escribo libros sobre ellos. … un día seguí a un hombre hasta Venecia. Me disfrazaba para que no me reconociera. Cuando lo perdía, regresaba al hotel donde se hospedaba. Soñaba con entrar en su habitación. (Suite Vénitienne. 1980)

A veces me apetece que me persigan a mí: entonces llamo a mi madre: y le pido, un día que yo no lo sepa, que contrate a un detective para que me persiga por la ciudad y saque fotografías. Porque no sólo soy una vouyerista. El arte es el acto por el que el artista se conoce así mismo. Cuando me fotografían desde fuera veo quien soy.
Una vez (L’Homme au carnet.1983) encontré una agenda en la calle. La fotocopie y se la devolví por correo al dueño. No quería conocerlo en persona. Luego comencé a llamar a los números de teléfono. Preguntaba a sus amigos y conocidos sobre cómo era ese hombre. Lo imaginé y escribía artículos sobre él, agregando fotografías sobre sus actividades preferidas o diarias. El hombre de la agenda leyó los artículos en el periódico. Se enfadó. Amenazó al periódico con una demanda. Pero finalmente se las ingenió para conseguir una fotografía mía desnuda. Exigió al periódico que la publicara para compensarle: para vengarse.


Sophie Calle nació en París en 1953.
Fotógrafa francesa.

Fotografía de Sophie Calle
Tras completar sus estudios, dedica varios años a viajar alrededor del mundo. A su regreso a París en 1979, inicia una serie de proyectos que le permiten retomar el pulso de la ciudad. Su trabajo se ha puesto en conexión con las preocupaciones del arte conceptual por la preponderancia que el concepto cobra sobre el objeto terminado. Una de sus piezas más conocidas, Suite Vénitienne (1980), consiste en seguir a una persona anónima que la artista conoce en una fiesta en Venecia, sin su conocimiento. La documentación fotográfica generada por este proyecto suscita diversas cuestiones en torno al problema de la identidad, al tiempo que supone una emulación irónica del comportamiento del enamorado no correspondido. El filósofo francés Jean Baudrillard escribió un ensayo en el que describía la obra en términos de una pérdida recíproca de voluntad por parte tanto del perseguidor como del perseguido. En otro de sus proyectos, Detective (1980), la artista era seguida durante un día por un detective privado contratado por su madre a petición suya. Proyectos como estos, desarrollados en el territorio de la intimidad, cuestionan el papel del espectador, y provocan en él un sentimiento de desasosiego al participar sin quererlo en estas pequeñas violaciones de la intimidad. Por otro lado, la deliberadamente construida y en cierto sentido artificial naturaleza de la evidencia documental supone una puesta en cuestión de la naturaleza de la verdad. Entre sus muestras individuales pueden mencionarse Sophie Calle: Public Places-Private Spaces en el Museo Judío de San Francisco, California (2001), The Brithday ceremony, en la Tate Gallery de Londres (1998) o Relatos, en el Centro Cultural de la Fundación la Caixa de Barcelona (1997).
Fotografía de Sophie Calle



Sophie Calle
Fuente: http://www.masdearte.com/

No hay comentarios: