sábado, 21 de agosto de 2010

Un Poco de Mitología Egipcia

Anubis
Anubis
Dios con cabeza de chacal que desempeñaba diversas funciones en el Reino de los Muertos. Era Jefe de la Casa de Embalsamamiento, Señor de la Necrópolis y "El que está en su Montaña". Tenía un templo en el Egipto Medio, y una capilla a él consagrada en el templo de Hatshepsut en Deir el-Bahari. En la Antigüedad gozó de gran popularidad. Se le suele representar en pinturas murales y en relieves de personajes reales o privados. Suele aparecer como un chacal tendido. A partir del Imperio Nuevo se le representó también con cabeza de chacal y cuerpo de hombre, con el papel de guía y ayudante del difunto. A veces figura "embalsamando" la momia.

Horus
Horus
Dios-halcón y divinidad real por excelencia; uno de los dioses egipcios de más temprana aparición. En la mitología se le asignaban numerosos papeles. Ya en los primeros tiempos históricos su influencia iba mucho más allá de los pobres de un mero dios local: se le veneraba simultáneamente en el Alto y en el Bajo Egipto. En su origen era un dios celeste, lo que explica sus muy estrechas relaciones con el universo. En el ciclo de Osiris, representaba al hijo que cuando murió Osiris luchó por el trono contra su tío Seth. Como hijo recién nacido de Isis, Horus era también el arquetipo de niño que reaparecería en la iconografía ulterior de la madre con el hijo pequeño. Pero tenía más poder en su condición de dios de los reyes. Protegía al soberano, y éste se sentaba en el trono de Horus. En todas sus acepciones, la concepción del reino como perteneciente a Horus es fundamental para comprender el papel que desempeñaba el rey. El más notable de los templos a él dedicados es el de Edfú. Poseía también un santuario en el templo de Hathor en Dendera.

Isis
Isis
Como esposa de Osiris y madre de Horus, Isis se convirtió en una de las divinidades más importantes de Egipto, y sin duda la que gozó de más longevidad, pues su culto se perpetuó en la época romana y en regiones tan alejadas como Bretaña. Desde el punto de vista iconográfico, Isis y su hijo encarnan la imagen denominada "madre con su hijo". El más ilustre de los monumentos suyos que aún se conservan se halla en Philae. Se la representa generalmente con forma de mujer, de pie o sentada en un trono, en las manos un cetro y el signo ankh. A manera de corona lleva a veces el jeroglífico de "trono", que compone su nombre. A partir del Imperio Nuevo llevará también cuernos de vaca y el disco solar de Hathor, con el uraeus rematando un tocado con plumas de buitre. Su atributo característico, tomado también de Hathor, es el sistro. Cuando se quiere hacer especial hincapié en su función, que es reconfortar al difunto, o incluso resucitarle, aparece con forma de ave. Se la representa en compañía de su hermana, Neftys, al pie del cuerpo. Su relación con los misterios del renacimiento y de los orígenes de la vida tendió a convertirla en señora de la magia, y en ese sentido era solicitada por sus poderes protectores.



Osiris
Osiris
Aunque es probable que originalmente fuera un dios de la fertilidad de los suelos, se le conoce mejor como rey del más allá. El rey fallecido se identificaba con Osiris, privilegio que se extendió al común de los mortales a partir del Imperio Medio. Presidía en el juicio del difunto la operación de pesar su corazón, y gobernaba sobre los muertos. Según los detalles que se cuentan en la leyenda de Plutarco, su existencia primera habría sido la de un rey que reinaba en el mundo de los vivos, a lo que siguió la lucha por su trono entre Horus, su hijo, y su hermano Seth. Se le representa habitualmente con una vestidura blanca y ajustada, tocado con la corona del Alto Egipto y con la piel oscura, a veces verde o negra. Su culto se desarrolló principalmente en Abidos, con la que rivalizó Philae en la época ptolemaica.


Ra
Ra
Dios-sol, venerado desde el principio de la historia egipcia, sobre todo en Heliópolis, donde se le asimilaba a Atum. A partir del reinado de Kefrén, al faraón se le reconoció como "hijo de Re". Se le asoció a otros dioses, en particular a Amón para formar Amón-Re. Desempeñaba un papel importante en las creencias funerarias, pues permitía al difunto subir a la barca funeraria que atravesaba el cielo a lo largo de las doce horas de la noche. Re recorría, entre que se levantaba y se ponía, las tres edades de la vida humana. Según otra tradición, dirigía la Eneada, vigilando sus buenas y malas acciones.

Thot
Thot
Dios de la escritura y de la magia, con cabeza de ibis; también dios lunar. Se le veneraba principalmente en Hermópolis, pero aparece representado en muchos otros templos. Patrón de los escribas, su animal sagrado era el babuino.


Fuente: www.artesanias-egipcias.com.ar

No hay comentarios: