jueves, 1 de julio de 2010

Especial: China, Escritura y Caligrafía

De la escritura pictográfica a los caracteres

La primera escritura china que existió fue de tipo logográfico (del giego logos: conocimiento, graphos: escritura). Es decir, que usaba símbolos, o logogramas, y cada uno representaba una palabra en el lenguaje: un símbolo significa casa, otro sol, otro flecha, etcétera. Los logogramas más antiguos eran pictográficos, esto es, dibujos simplificados de los objetos que nombraban. Por ejemplo, para leer "caballo" se usaba el dibujo del animal.



Estos signos se grababan en huesos de animales grandes o en caparazón de tortugas. Los primeros trazos eran incisiones hechas con palitos de madera, piedras afiladas, cuchillos de jade o estiletes de bronce. Después de la escritura en hueso o concha se desarrolló la escritura en vasijas de bronce.

Con el paso del tiempo los pictogramas se fueron simplificando cada vez más, hasta que algunos de ellos perdieron toda relación con su símbolo original. A los signos que resultaron de esta simplificación se les denomina "caracteres" o ideogramas, porque cada uno representa una idea. Con el desarrollo de la civilización china se inventaron nuevos caracteres para representar acciones, sentimientos, diferencias en el tamaño, color, gusto, etcétera. Generalmente a los ideogramas existentes se les añadían nuevos trazos para añadirles significados



A diferencia de nuestra cultura, la escritura china no se basa en los sonidos (representados por las letras de un alfabeto) sino en el significado de cada caracter. Gracias a este tipo de escritura, los chinos de muchas regiones y dialectos pueden leer todos un mismo texto. Incluso un extranjero que conozca el significado de algunos caracteres no tiene que saber chino para entenderlos. Así el caracter que nosotros leeríamos como "hombre" un inglés lo leería man, un francés, homme, un italiano, uomo; mientras que un chino lo nombra Rén.


La caligrafía, escritura como arte

La caligrafía es la escritura como arte. En Medio Oriente y en Asia la caligrafía se valora igual que la pintura. Los caracteres chinos son muy apreciados en el arte de la caligrafía. En China la caligrafía tiene más de dos mil años de existencia. Según la tradición, el legendario inventor de la caligrafía china —Ts"ang Chieh— tomó su idea de observar las huellas de los animales sobre la arena o el lodo. Después comenzó a trabajar imágenes simples que representaban distintos objetos, animales, astros y fenómenos naturales.
El estilo chino de caligrafía cambió a medida que se desarrollaron nuevas técnicas. Hasta alrededor del siglo II a. de N.E., la escritura china se tallaba sobre superficies duras. Después las inscripciones se hacían sobre bronce y más adelante se usaron caracteres tallados en tiras estrechas de madera o bambú sujetas con correas. Cuando llegó la era de Han (206 a. de N.E. a 220 d. de N.E.) comenzó a utilizarse el pincel y los caracteres se escribían con tinta negra sobre rollos de seda. Para el siglo II de N.E., una vez inventado el papel, los rollos de papel se convirtieron en libros. Hasta el siglo IX comenzaron a plegarse los manuscritos en forma de acordeón.



Las herramientas básicas de la caligrafía china son: buena tinta, una piedra para disolver la tinta, un buen pincel y buen papel (algunos prefieren seda).




Unificación de la escritura china

En el tercer siglo a. de N.E. reinó Ch’in Shih Huang To, uno de los más terribles dictadores en la historia de la humanidad. Este emperador destruyó libros del confucionismo, enterró vivos a sus enemigos, y sacrificó a miles de personas para construir la muralla china. Pero también es recordado por algo muy importante: con el fin de dar uniformidad a los registros documentales del reino, unificó la escritura china de todo el territorio bajo su dominio.


Al primer ministro del emperador, Li Su, se le encomendó la tarea de desarrollar la nueva escritura, misma que se caracterizó por sus curvas y se le llamó “estilo del pequeño sello”. Cualquier otro tipo de escritura se prohibió. De la escritura del “pequeño sello” se desarrolló el llamado “estilo oficial”, donde las formas curvas se sustituyeron por cuadrados y las partes redondeadas de las líneas se volvieron angulosas.


El arte de la caligrafía china

Técnicamente hablando, la caligrafía china no encierra un gran misterio: depende de la habilidad e imaginación del escritor para lograr formas interesantes con sus trazos y para componer estructuras hermosas a partir de la distribución espacial de esos trazos. Como no se permite retocar ni sombrear, para lograr una caligrafía equilibrada y bella se requieren años y años de entrenamiento.
La principal inspiración de la caligrafía china, así como de todas las artes en China, es la naturaleza. Cada trazo de la caligrafía, incluso los puntos, sugieren la forma de un objeto natural. Como cada trazo está “vivo”, no se permite la regularidad estricta: una pieza terminada de caligrafía no es simétrica ni “perfecta”, sino que trasluce el sentimiento y el ritmo de quien la escribió.

Para los artistas chinos, la línea —no las luces y las sombras como en gran parte del arte occidental— es el elemento estructural básico de la caligrafía, como de toda pintura. Se concede mucho valor a la destreza con que se maneja el pincel. Los calígrafos practicaban años a fin de desarrollar el control muscular necesario para dar pinceladas rápidas y delicadas. Cada caracter chino, desde el más simple hasta el más complejo, se forma a partir de seis trazos básicos que pueden combinarse de muchas maneras. La regla de escritura indica que los trazos deben hacerse de izquierda a derecha, de arriba a abajo y de afuera hacia adentro.


Tradición de la escritura china

La escritura china de la actualidad tiene más de dos mil años de existencia. Aunque nadie sabe exactamente cuántos caracteres chinos existen, se calcula que hay cerca de 50 mil signos caligráficos. Muchos de estos signos tuvieron su origen hace más de 6 mil años, en la forma de sencillos dibujos (pictogramas) de los objetos cotidianos usados por la civilización china de la antigüedad.
Aunque la gran mayoría de los caracteres usados en el lenguaje escrito chino no han variado desde la antigüedad, los sonidos hablados sí han experimentado grandes cambios. Es posible para el chino moderno leer las grandes obras del pasado remoto —historias clásicas, documentos venerados y varias formas de poesía— pronunciándolas en chino moderno.



Algunos caracteres chinos: su origen y evolución

Los caracteres chinos son el espejo de la cultura que los creó. Por eso la historia de cada uno de ellos nos habla de las creencias, rituales, costumbres y la vida en general del pueblo chino.
Wáng Xí Zhí (321-379 d. de N.E.) es el “sabio de la caligrafía”, considerado como modelo de perfección para aquellos que quieren aprender este arte. Este sabio comparó la caligrafía con la guerra de la siguiente forma: “la hoja de papel es un campo de batalla; el pincel, las lanzas y espadas; la tinta, la mente, el comandante en jefe; la habilidad y la destreza, los oficiales; la composición, la estrategia. Tomando el pincel se entra en la batalla: los trazos y líneas siguen las órdenes del comandante; los giros y retrocesos son los estallidos mortales.”


Hombre – Rén

Desde su pictograma más antiguo, el caracter que significa “hombre” enfatiza la principal característica humana: su posición erguida. La evolución de este signo muestra cómo se empezó representando al hombre de perfil, pero terminó mostrándolo de frente, con las piernas separadas. Esta posición expresa poder, superioridad, autoridad y dignidad.



Mujer – Nü

El pictograma que significa “mujer” la muestra en posición de sumisión de la mujer china: sentada, inclinada hacia delante y con las manos ocultas en sus mangas. La evolución de este caracter siguió mostrando a la mujer en posición sumisa, esta vez hincada.




Cuerpo – Shèn

Este caracter tiene su origen en el dibujo de un cuerpo humano con un vientre muy abultado. Originalmente, este caracter significaba “mujer embarazada”; pero en la actualidad se refiere tanto al cuerpo de un hombre como de una mujer. La cultura china siempre ha exaltado la belleza del cuerpo humano, tanto en el arte como en la literatura. Para los chinos el cuerpo humano es una parte integral de la naturaleza. El lugar más importante del cuerpo es el corazón, donde el intelecto y los sentimientos existen en total armonía.


Espíritu – Gui

Una forma humana flotando en el aire después de dejar el cuerpo sugiere la idea del espíritu, sin peso y libre como un ave.




Comer – Shí

Sentarse a la mesa a comer es una de las actividades más importantes para la cultura china. Muchos rituales y actividades importantes se realizan en torno a la comida. A un niño recién nacido se le da la bienvenida con comida; en una mesa se sella la amistad, un negocio, o se desarrolla una disputa. El matrimonio se celebra cuando la pareja sorbe té de la misma taza durante el banquete nupcial. Este signo significa la reunión de gente bajo un mismo techo, donde comerán todos de una misma cazuela de arroz.


Arroz – Hé

Este caracter muestra una planta de arroz completa con sus raíces, hojas y granos. El primer pictograma del arroz muestra nueve granos de este cereal, lo cual significa “abundancia”.


Sol – Rì

Los antiguos chinos creían que el sol era redondo, mientras que la tierra era cuadrada. La evolución de este caracter lo muestra primero redondo y finalmente rectangular.


Luna – Yuè

Este pictograma muestra la luna creciente, que los chinos creían que tenía influencia benéfica sobre la Tierra.


Tortuga – Guí

El primer diseño de un tortuga muestra el caparazón del animal, con su cabeza y sus garras. Según la tradición antigua, la tortuga es uno de los cuatro animales sagrados (con el dragón, el unicornio y el ave fénix): es un símbolo de fuerza y perseverancia. También era un símbolo del Universo. Según se creía en la China antigua, la Tierra descansaba sobre el caparazón de una tortuga. Actualmente, la tortuga se asocia a la infidelidad femenina y a la actividad sexual, por eso decir “hijo de tortuga” equivale a “hijo ilegítimo”.




Dragón – Lóng

Los antiguos caracteres del dragón expresan claramente la forma que se dio a este animal fantástico. Sin embargo, en la simplificación final no quedan rastros del diseño primitivo. El dragón chino, quinto animal del calendario, es una criatura buena y poderosa, y su signo se usa como sinónimo de “imperial” y “glorioso” porque se asocia con el Emperador. El dragón protege al ser humano de los espíritus malévolos. Hay tres tipos de dragón: el dragón celestial (el más poderoso), el dragón de mar (que no tiene cola) y el dragón de los pantanos. El dragón celestial tiene cabeza de camello, cuernos de venado, ojos de conejo, orejas de vaca, cuello de serpiente, panza de rana, escamas de pez, garras de halcón, piernas de tigre y es sordo.


Pincel – Yù

Para los chinos la belleza artística de una palabra escrita es exactamente igual a la belleza de una pintura. Las palabras y las pinturas usan el mismo instrumento para ser creadas: el pincel. El pincel permite a quien escribe caligrafía lograr líneas gruesas o delgadas, rectas o curvas, crear puntos o gotas y toda la gama de efectos de la escritura clásica.


Fuentes: Fazzioli, Edoardo: Chinese calligraphy. From Pictogram to Ideogram: The History of 214 Essential Chinese/Japanese Characters,

Calligraphy by Rebecca Hon Ko, Abbeville Press, 1987.
http://sepiensa.org.mx
http://www.chinacrafts.org